Benjamin Button: “Un hombre nacido en circunstancias extrañas”


    La primera vez que vi el trailer de esta película quedé impactada de primera mano por la trama. Pero cuando me di cuenta que “Mister Button” se trataba de Brad Pitt, desistí un tiempo de ir a verla. Seguramente más de uno debe estar pensando que fue una inmadurez siquiera pensar eso. Y lo fue. Unos meses más tarde, me quedé asombrada con la cantidad de premios que cosechó en Los Oscars. Después de escuchar algunos comentarios, de terminar la tesina, y encontrar una tarde para ir a verla, la vi el fin de semana pasado en el Hoyts del Patio Olmos. Más allá de las fallas edilicias que ya son propias de esta sala, lo que me interesa ahora es contar un poco lo que sentí cuando la película terminó. curious-case-of-benjamin-button-poster-01

     El argumento es más que conocido: un bebé que nace viejo, y mientras avanza en su vida, se rejuvenece. En lo que se refiere a “parejas de hollywood”, Brad Pitt y Kate Blanchett ya habían compartido pantalla en “Babel”, un año antes. Y, reconozcámoslo, Blanchett ya tiene toda una reputación bien sedimentada de actuaciones brillantes en películas anteriores. Pero en este caso, el que se lleva los laureles es Brad. Esta debe ser una de las primeras películas en las que su papel no se centra en eso que hace que todas las mujeres se desmayen por él. De hecho, creo que debe haber sido más que desafiante interpretar a un hombre en distintos momentos de su vida. En algún momento pensé que, con los avances de la tecnología actual, de seguro que el apuesto actor se verá basante similar al anciano Button cuando el llegue a esa edad. Una anécdota que vale repetir en este escrito es que un noticiero presentó a “Benjamin Button” como la películas que confronta el peor temor de todo actor: envejecer. El paso del tiempo es sólo la punta del iceberg de otras tantas temáticas que se abordan en este éxito de taquilla. El amor, la felicidad, las personas que uno conoce a través de su vida, entre otras.

                El desafío de vivir cada día con la certeza de que se es distinto de los demás; que mientras el resto muestra cada vez más de los defectos que vienen con los años, el propio cuerpo se revitaliza en un constante retroceso. Si tuviera que hacer una primera comparación -sumamente burda- con otro clásico del cine hollyowoodense, sería con Forrest Gump, el legendario personaje de Tom Hanks. En ambos casos, se trata de sujetos que supieron vivir sus vidas al máximo más allá de las deficiencias propias. Button supo aprovechar cada oportunidad que llegaba a sus manos, y rara vez dejaba algo en el tintero. En el transcurso de su larga existencia Button conoce a diferentes tipos de personas, que perciben su enegría y fuerza vital. Su actitud es contagiosa.

              El “Curioso de Benjamin Button” es una película que despierta todo tipo de emociones: desde compasión, y ternura, hasta a veces extrañez e incluso fascinación. Es admirable el trabajo realizado para lograr los efectos de cada etapa del ciclo de vida. En definitiva, es una historia cuya principal moraleja es que una vida sin amor, no es vida. Un argumento por demás original, que sigue las experiencias paralelas vividas tanto por Benjamin Button como por el amor de su vida, Daisy. Pocas veces se da en estos años que haya películas de esta calidad.

                   Me gusta aprender leccones de cada película. Lo que esta me enseñó es que el tiempo no tiene por qué convertirse en un factor de estrés más. Es cierto que el temor de que no tenemos tiempo hace que nos invada la ansiedad. Pero también hay disfrutar de la vida, de las cosas simples que nos ofrece, y que suelen pasar inadvertidas. Nuestro mayor temor es perder una oportunidad que podria cambiar para siempre el curso de nuestra vida. Pero  Benjamin Button nos aconseja sabiamente acerca de esto también: “Nuestra vida está definida por las oportunidades, incluso por las que perdemos”. Recomiendo verla en el formato que sea, como una forma de disfrutar una verdadera obra de arte hollywoodense, una pieza maestra que combina la más alta tecnología en efectos especiales con una forma clásica de reconstruir el pasado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s