RED


Un grupo de agentes veteranos de la CIA se reúne en esta comedia cargada de acción protagonizada por grandes del cine: Bruce Willis, Morgan Freeman, Hellen Mirren, John Malkovich y de yapa, Richard Dreyfuss.

El pelado más sexy alguna vez fue un espía brillante, casi invencible. Hoy está retirado y vive solo en un departamento, donde el mejor momento de su día transcurre cuando llama por teléfono a un call center para ser atendido por una dulce voz femenina a la que le cuenta de sus andanzas. La chica es una solitaria trabajadora del gobierno que ya está enganchada con la voz de este susodicho y sueña con algún día conocerlo. Lo que nunca se imagina es que el encuentro será pronto, y de una manera poco ortodoxa.

El afroamericano legendario reside en una casa de reposo para ancianos, donde pasa sus tardes viendo televisión y coqueteando con las enfermeras.

La inglesa sofisticada ha elegido una vida tranquila en el campo, dedicada a hacer jardinería y cuidar su casa. Aunque, ella lo admite, ocasionalmente hace algunos trabajitos porque simplemente “no puede evitarlo”.

John Malkovich vuelve a hacer el personaje que lo catapultó a la fama, pero en este caso lo adapta a un espía reacio a la tecnología, paranoico con el mundo de afuera y perseguido que espera que en cualquier momento lo encierren y le den dosis de electricidad para borrarlo del mapa. Dreyfuss es el verdadero villano de la historia.

Todos estos personajes, cada uno con una habilidad especial en el campo del espionaje, fueron testigos hace 20 años de una masacre que involucraba a un pueblo en Guatemala. Ya jubilados, nunca se imaginan que el gobierno los ha marcado para liquidarlos. Cuando el primer grupo de francotiradores ingresa a la casa del personaje de Willis, se desata una secuencia de acción que conducirá el hilo del resto de la aventura.

Una historia con centenar de gags que juegan constantemente con la dicotomía juventud-vejez que garantiza divertir al público desde al comienzo hasta el final. Demás está decir que todos los actores mencionados –más otro par que hay que verlos para creer- está en un estado físico envidiable. El único que podría llegar a decepcionar es Morgan Freeman, por su poca participación en la película. Pero los demás son uno mejor que el otro. El inmutable sex appeal de Bruce Willis, la belleza escultural de Hellen Mirren, la locura ya aceptada de John Malkovich son motivos suficientes para disfrutar de esta película.  Solo en cines… (de verdad, no es del tipo de película que recomendaría ver en casa por los efectos que tiene)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s