The Newsroom – Una mirada republicana del periodismo actual


Image

Si bien es sabido que la mayoría de los que miramos series lo hacemos casi por deporte, porque lo vemos como un cable a tierra al introducirse en mundos ficticios con personajes y tramas tan complejas que requieren hasta 10 temporadas para resolverse en finales dramáticos e intrigantes. En este contexto, donde pocos admitirán que se anotaron para estudiar medicina después de seguir House, o algunos dirán que CSI o Grey’s Anatomy los inspiraron para considerar el campo forense como una carrera posible, puedo decir que, como periodista, me sentí de la misma manera con The Newsroom.

Esta producción de HBO (la misma cadena que transmite GAMES OF THRONES), ya ha logrado sortear una temporada completa, un filtro que es difícil superar en el hostil mundo de las series televisivas. Con una segunda temporada a punto de comenzar en dos semanas, es relevante hacer una revisión de lo que transmite The Newsroom, y por qué ha suscitado el éxito cosechado hasta la fecha.

La serie muestra el funcionamiento de trabajo a nivel periodístico de cómo se organiza un noticiero. En este sentido, personalmente lo encuentro MUY pedagógico, porque si bien es una serie ficcional, es un buen disparador para el que tenga vocación de medios, como para tener una idea de que se vive tras las cámaras. El proceso es apasionante, desde que se da un hecho, hasta cuando cada uno de los integrantes del equipo intenta poner su noticia como una potencial historia para ser televisada, pasando por dilemas éticos como cuales son los criterios para decidir cuando se anuncia el fallecimiento de alguien.

Por otra parte, The Newsroom retoma el paradigma del periodismo como “el cuarto poder”, esto es, como el “juez” que cuestiona e indaga a los tres poderes republicanos, analizando su accionar, y mostrando distintos puntos de vista a fin de que la opinión publica tome una decisión en base a los hechos. Se trata, en definitiva, de una concepción idealista de los medios. Una filosofía que arriesga perder televidentes con tal de confrontar a los funcionarios políticos sobre problemáticas contemporáneas que les incumben directamente. Es un periodismo que no se maneja con ratings, si bien siente la presión que estos ejercen.

Finalmente, algunos miraran desde afuera a esta serie como un producto estadounidense que proclama al comunicador como una encarnación real de los superheroes de la talla de Clark Kent, también casualmente, periodista. Por lo tanto, verán en ella un vano intento de encumbrar al periodista como un héroe de la información. Sin embargo, yo puedo decir que me ubico entre ese grupo de personas que la mira por el solo hecho de que se trata de un relato que muestra personas, seres humanos, vulnerables, hiperactivos, con ideales que en el mundo real escasean. Rescato y apoyo la idea central de comenzar a proponer un periodismo “2.0” que vuelva a pensar en lo que en la gente necesita saber para tomar decisiones, y no en opiniones sin fuentes, sino en ideas nacidas como fruto de diálogos, debates abiertos y plurales. Si Newsroom mantiene esta linea, quiza encienda otros fuegos en comunicadores jóvenes y novatos, o incluso en los que ya creían que hacer comunicación con ética ya no es negocio.

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s