Dios no está muerto, solo está esperandonos


Después de una muy larga espera, y de perderme los primeros 10 minutos de la película, finalmente pude ver “Dios no está muerto”. En medio de una sala casi repleta, me predispuse para ver la historia del enfrentamiento entre un joven estudiante universitario y su profesor de filosofia, quien para dejar clara su postura, le pide a sus alumnos que simplemente escriban en sus hojas “Dios está muerto”. A lo cual el joven antes mencionado, cristiano, decide no acatar la orden. En respuesta, el docente lo desafía a armar una disertación en la que defienda la antítesis. Esto es, que Dios SÍ existe.

Teniendo en cuenta que la mayor parte del argumento está resumido -y de ratos “spoileado”- en el trailer, “Dios no está muerto” cumplió en el sentido de representar en un contexto ficticio la lucha y el bullying religioso que sufren muchos estudiantes cuando ingresan en una universidad laica, cuyos profesores se muestran hostiles y hasta impasibles ante la profesión de un credo cualesquiera.

Sin embargo, salí de la sala con una sensación de que, siendo la supuesta encarnación del “amor” de Dios, lo único que estamos transimitiendo es juicio. Digo esto desde mi postura personal como cristiana, y creo que ya es tiempo de comenzar a buscar otras formas de hablar de Jesús, sin necesidad de entrar en la dicotomía “ustedes contra nosotros”.

Demás está decir que es dificil realizar una película abiertamente cristiana sin ofender al menos a una minoría. No obstante, pareciera que últimamente se hubiese instalado en nuestro medio la idea de que por creer que solo en Jesus hay salvación, somos mejores que los demás. Si ese es nuestro pensamiento estamos errando y feo. El cine deberia ser una herramienta para que el mensaje de salvación también llegue a un público mucho más masivo que solo el cristiano.

En este caso creo que más allá de que el esfuerzo fue bueno, se terminó proyectando una película de cristianos, para cristianos. Y quizá esa era la idea desde un comienzo! De igual manera creo que es importante que se empiece a repensar la “rivalidad” que estamos construyendo con los demás. El mejor ejemplo está en los 4 evangelios, en la vida de Jesús.
Sin dudas, Dios no está muerto. Solo espera que reaccionemos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s