Dios no está muerto, solo está esperandonos

Después de una muy larga espera, y de perderme los primeros 10 minutos de la película, finalmente pude ver “Dios no está muerto”. En medio de una sala casi repleta, me predispuse para ver la historia del enfrentamiento entre un joven estudiante universitario y su profesor de filosofia, quien para dejar clara su postura, le pide a sus alumnos que simplemente escriban en sus hojas “Dios está muerto”. A lo cual el joven antes mencionado, cristiano, decide no acatar la orden. En respuesta, el docente lo desafía a armar una disertación en la que defienda la antítesis. Esto es, que Dios SÍ existe.

Teniendo en cuenta que la mayor parte del argumento está resumido -y de ratos “spoileado”- en el trailer, “Dios no está muerto” cumplió en el sentido de representar en un contexto ficticio la lucha y el bullying religioso que sufren muchos estudiantes cuando ingresan en una universidad laica, cuyos profesores se muestran hostiles y hasta impasibles ante la profesión de un credo cualesquiera.

Sin embargo, salí de la sala con una sensación de que, siendo la supuesta encarnación del “amor” de Dios, lo único que estamos transimitiendo es juicio. Digo esto desde mi postura personal como cristiana, y creo que ya es tiempo de comenzar a buscar otras formas de hablar de Jesús, sin necesidad de entrar en la dicotomía “ustedes contra nosotros”.

Demás está decir que es dificil realizar una película abiertamente cristiana sin ofender al menos a una minoría. No obstante, pareciera que últimamente se hubiese instalado en nuestro medio la idea de que por creer que solo en Jesus hay salvación, somos mejores que los demás. Si ese es nuestro pensamiento estamos errando y feo. El cine deberia ser una herramienta para que el mensaje de salvación también llegue a un público mucho más masivo que solo el cristiano.

En este caso creo que más allá de que el esfuerzo fue bueno, se terminó proyectando una película de cristianos, para cristianos. Y quizá esa era la idea desde un comienzo! De igual manera creo que es importante que se empiece a repensar la “rivalidad” que estamos construyendo con los demás. El mejor ejemplo está en los 4 evangelios, en la vida de Jesús.
Sin dudas, Dios no está muerto. Solo espera que reaccionemos.

 

A Walk to Remember

En 2002 una historia de amor marcada por la fe conmovió a millones en todo el mundo. Sus protagonistas? Shane West y Mandy Moore, que en esta película interpretan a dos adolescentes enamorados. Ella es la hija de un pastor de Carolina del Norte; el es un chico rebelde que por una travesura queda confinado a hacer servicio comunitario. Cuando la inocente niña con voz angelical comienza a ayudar al muchacho para poder participar en una obra de teatro del colegio, nacerá entre ellos un romance entrañable y apasionado.

Con una banda sonora con temas conmovedores como “Only Hope” y “Yet”,  “A Walk to Remember” enseña sobre el verdadero significado del amor humano y el amor de Dios. Esta película vuelve a demostrar que con una buena trama y un elenco de renombre, se puede lograr un éxito de taquilla que trascienda la gran pantalla.

El punto ciego

Sandra Bullock protagoniza este éxito de taquilla, basado en una historia real. La película que le valió a esta actriz su primer Oscar relata el proceso mediante el cual un adolescente negro criado en el lado más humilde de la ciudad pasa a ser un prominente jugador de futbol americano en la NFL.
El joven se llama Michael Oher, y a primera vista es difícil armarse una idea de quien o qué es. Robusto, enorme y fornido, una mirada de este chico podría intimidar a cualquier petiso, pero es el sufrimiento que deja ver su rostro el que conquista el corazón de la adinerada familia blanca que decide cobijarlo. Ellos son el grupo familiar tipo: un hombre dueño de una cadena de franquicias, una bella hija porrista, un pequeño hijo muy simpático, y una esposa bastante mandona con una personalidad muy especial.
La actitud que adopta el personaje de Bullock llega incluso a ser cuestionada por sus propios pares, a quienes les cuesta ver más allá del fantasma del racismo y los prejuicios que le son propios. Sin embargo, la clave que se distingue es la diferencia entre un grupo de personas que, armados de un gran corazón y el sólo deseo de ayudar al prójimo, ponen todo su empeño en encaminar a un joven indómito, y otro tanto de miradas inquisitivas y malpredispuestas.
Lejos de quedarse sólo en la idea de la historia de un jugador de NFL, El Punto Ciego desafiará al más escéptico a creer en el potencial de un chico por el cual la mayoría daría muy poco. Invitará al público a abrazar un concepto perdido en nuestros días: el de la acción solidaria y desinteresada hacia un otro que no puede devolvernos el favor.
“The Blind Side” es una emotiva película que vale la pena ver en familia, sobre todo para comprender los grandes contrastes sociales que aún hoy siguen vigentes en Estados Unidos. Aquí se ve claramente lo que sucede cuando un niño sufre grandes traumas que le impiden crecer, hasta que alguien se atreve a apostar por él, aún sin conocerlo demasiado. Si queda alguna duda, Sandra Bullock le da a Lee Eign una impronta que hace que las dos horas de duración sean más que disfrutables.

La nueva ola de películas cristianas inspiradoras

Existe un rumor de que las películas cristianas están muy por debajo del nivel cinematográfico que Hollywood ofrece a su público en las salas. Esto se debe a que la fructífera industria sostiene todo su imperio sobre efectos especiales, tiros, violencia y sexo. Se piensa que si se quita todo esto, no hay película. Las historias cristianas llevadas al cine demuestran lo contrario. Si bien no siempre se recurre a llamar a actores de renombre para que el film tenga más audiencia, el verdadero meollo de la cuestión en esta línea de películas es el mensaje.

A Prueba de Fuego. La Película inspiracional más esperada del año

A Prueba de Fuego. La Película inspiracional más esperada del año

Una trama que hace algunos años dio que hablar a más de un crítico fue “Desafiando a los gigantes”. Basado en una historia real, un entrenador de fútbol ve como todo en mundo se derrumba, desde su auto hasta su reputación en el colegio donde se desempeña. Un día decide recurrir a la Biblia para encontrar las respuestas a sus problemas. Desde allí en adelante su escuela vive un avivamiento que desemboca en la victoria del equipo local en el campeonato nacional. Algunos detalles sorprenden: antes de cada partido, los jugadores se arrodillan y oran juntos para que su juego glorifique a Dios, sin importar el resultado. Uno de los más rudos del grupo decide cambiar su actitud hacia su padre y le pide perdón por faltarle el respeto en más de una ocasión. Esta es una película realizada con sólo cien mil dólares, y que compitió con las demás películas de la cartelera hollywoodense.

A punta de lanza

Otra historia increíble es la de Nate Sant y su grupo de amigos misioneros, que movidos por la cruda realidad del Ecuador tribal decidieron sobrevolar la zona donde se asentaba la temeraria tribu auca, para darles las buenas noticias de que alguien arriba los quería y buscaba ser su amigo. Los muchachos sabían el riesgo que corrían pero aún así descendieron con una avioneta hasta una playa que ellos denominaban “Palm Beach”. El grupo nativo los atacó y la trágica historia de su muerte se publicó en la revista Life, y motivó a miles de jóvenes en todo el mundo a salir de su comodidad para ayudar a los demás. Para el que ve esta película por primera vez, la sensación es de desolación, triste y frustración. Por qué ir a un lugar donde lo único que te espera es una muerte segura? Esta película muestra de una manera muy real que el verdadero amor por el otro es lo que lleva a sacrificarlo todo, incluso la vida misma.

La más reciente “A prueba de Fuego” –Fire Proof en Inglés- es otra conmovedora historia de un bombero cristiano qe lucha por mantener su matrimonio a flote, valiéndose de los principios bíblicos.

Entre la fe y la habilidad humana

Podríamos también mencionar la saga de Dejados Atrás, y la biografía de Billy Graham Billy The Early Years, como otras de las tantas películas con mensaje cristiano que se consiguen. Lo cierto es que la gran diferencia entre las historias cristianas y las de hollywood es que aquellas muestran que la única manera de que el ser humano sea feliz es a través de la ayuda de Dios, mientras que estas exhiben la fuerza de voluntad, el brío y el ingenio humanos como la fórmula del éxito en el hombre. Y vos, qué pensás? Preferís películas cristianas o de hollywood? Comentá abajo…