Interestelar

Desde que prorrumpió en la industria del cine de culto con Memento, alla por el 2000, Chris Nolan no ha dejado de desafiar a sus colegas con tramas complejas, argumentos entretejidos y personajes oscuros. Sus películas, lejos de ser pochocleras, son historias que juegan con los sentidos del espectador, llevándolo destinos casi siempre impredecibles. Desde entonces hasta Inception y pasando por la trilogía de Batman, Nolan se ha convertido en un director sagaz y creativo que con cada entrega supera las expectativas de críticos y adeptos.
Con el estreno de Interestelar, la barra ya se había elevado de manera considerable. Sobre todo si se tiene en cuenta el peso que carga su antecesor más reciente, “Contacto”, otra en la que también participó Matthew McConaghuey. Sin embargo, a medida que nos adentramos en este mundo, la banda de sonido Hans Zimmer invadió la sala hasta llevarnos al corazón del cosmos. Así la música marcó el clima propicio para contar la historia de un padre de dos hijos, que es reclutado por la Nasa para unirse a una tripulacion de mentes brillantes. La mision de los navegantes es encontrar un planeta entre los conocidos que pueda tomar el lugar de la Tierra como cuna de la vida, ya que el globo terráqueo se ha tornado inhabitable y hóstil para los seres humanos.
El relato de 3 horas de duración combina una historia muy humana, con la teoría de la relatividad, agujeros negros y mucha ciencia ficción para dar como resultado la crónica de un planeta en extinción. Una historia de supervivencia, donde el personaje principal debe elegir entre salvar su familia y salvar la humanidad.
El viaje hacia las estrellas no sería lo mismo sin la presencia de Michael Caine y Anne Hathaway, dos estrellas que ya hemos visto en la última entrega de la saga de Batman, del mismo director.
Interestelar es, sin dudas, la obra maestra de Christopher Nolan. Una mirada hacia un futuro cada vez más probable. Un viaje de ida.

Dios no está muerto, solo está esperandonos

Después de una muy larga espera, y de perderme los primeros 10 minutos de la película, finalmente pude ver “Dios no está muerto”. En medio de una sala casi repleta, me predispuse para ver la historia del enfrentamiento entre un joven estudiante universitario y su profesor de filosofia, quien para dejar clara su postura, le pide a sus alumnos que simplemente escriban en sus hojas “Dios está muerto”. A lo cual el joven antes mencionado, cristiano, decide no acatar la orden. En respuesta, el docente lo desafía a armar una disertación en la que defienda la antítesis. Esto es, que Dios SÍ existe.

Teniendo en cuenta que la mayor parte del argumento está resumido -y de ratos “spoileado”- en el trailer, “Dios no está muerto” cumplió en el sentido de representar en un contexto ficticio la lucha y el bullying religioso que sufren muchos estudiantes cuando ingresan en una universidad laica, cuyos profesores se muestran hostiles y hasta impasibles ante la profesión de un credo cualesquiera.

Sin embargo, salí de la sala con una sensación de que, siendo la supuesta encarnación del “amor” de Dios, lo único que estamos transimitiendo es juicio. Digo esto desde mi postura personal como cristiana, y creo que ya es tiempo de comenzar a buscar otras formas de hablar de Jesús, sin necesidad de entrar en la dicotomía “ustedes contra nosotros”.

Demás está decir que es dificil realizar una película abiertamente cristiana sin ofender al menos a una minoría. No obstante, pareciera que últimamente se hubiese instalado en nuestro medio la idea de que por creer que solo en Jesus hay salvación, somos mejores que los demás. Si ese es nuestro pensamiento estamos errando y feo. El cine deberia ser una herramienta para que el mensaje de salvación también llegue a un público mucho más masivo que solo el cristiano.

En este caso creo que más allá de que el esfuerzo fue bueno, se terminó proyectando una película de cristianos, para cristianos. Y quizá esa era la idea desde un comienzo! De igual manera creo que es importante que se empiece a repensar la “rivalidad” que estamos construyendo con los demás. El mejor ejemplo está en los 4 evangelios, en la vida de Jesús.
Sin dudas, Dios no está muerto. Solo espera que reaccionemos.

 

La historia detrás de Mary Poppins

Image

Ese es el eje central de Saving Mr. Banks, una de las más aclamadas producciones de Disney del año pasado. A 50 años del estreno de Mary Poppins, y de su establecimiento como ícono literario y cinematográfico en decenas de generaciones, Walt Disney pictures decide revelar al mundo lo que significó el proceso de la puesta en pantalla de la emblemática niñera. Protagonizada por Tom Hanks como Walt Disney y Emma Thompson (Nanny McPhee) como P. L . Travers -la creadora del mágico personaje- el relato se sitúa a principios de la década del 60, cuando luego de 20 años de insistencia, la mencionada autora acepta a regañadientes colaborar en el guión de lo que sería la película de su más preciada criatura. La historia es verídica, y muestra cómo se dio la relación entre Walt Disney y Travers, quien hasta último momento tuvo sus serias reservas para cederle los derechos de producción a Disney.

En “El Sueño de Walt” (título en español), se puede apreciar además el momento preciso en el que se compusieron algunos clásicos de Poppins, como “Lets go Fly a kite”, o “Chim Chim churee”, lo cual genera en el espectador la impresión de que se encuentra en la cocina de producción de un filme histórico e icónico.

Image

Una película recomendada para los nostálgicos de Mary Poppins, y amantes del cine en general. Pocas veces se ha abierto la posibilidad de conocer cómo se produce una película desde la misma sala de escritura hacia el gran estreno. Rescato el profundo contraste cultural entre la calidez propia de Walt Disney y la severidad y determinación de Travers. Tom Hanks se calzó el traje del papá del ratón Mickey a la perfección, demostrando de lo que realmente es capaz como un actor consagrado.

Image

PD: para los ansiosos, se puede ver en calidad DVD en la flamante aplicación para PC de Cuevana.🙂

 

TOP 5 Must watch movies on racism

Image

In honor of my five years anniversary of blogging on wordpress (which I just found out about), I leave you today with a collection of my favorite five most tear-jerking, mind-blowing, inspiring stories about racism of all time. In a time where segregation and discriminating is still very much a problem and for this reason ever so necesarry to erradicate, the big screen continues to enlighten us about how skin color once opressed the african american people several decades ago, and why it should no longer be the case, today. Enjoy!

5. The Color Purple (1985)

4. Men of Honor (2000)

3. The Help

2. The Butler

1. 12 Years a Slave

JOBS

Calculador, frío, creativo, desquiciado, obsesivo, visionario. Antes de morir solo se le conocía la veta de Líder a Steve Jobs, es decir, los medios trascendían historias de un hombre que transmitía esperanza cada vez que Apple lanzaba una nueva y mejorada versión de sus revolucionarios teléfonos. La marca Apple se transformó en un estilo de vida para sus usuarios. “Pensar diferente”, el slogan acuñado por Jobs se imprimió en cada uno de los aparatos que patentó.
Y estos principios, ideas, valores e hitos centrales tanto de la historia de Apple como de Jobs mismo han sido plasmados en la biopic, titulada con el apellido del legendario personaje.
Si bien la historia en sí tiene diversos baches – por caso no se menciona la fundación de Pixar durante el tiempo que a Jobs lo despiden de Apple- si su objetivo es inspirar al público a tener una meta en la vida y no parar hasta conseguirla, esta película llegará bastante cerca de esa intención.
Quien era Jobs atrás de las cámaras? Qué lo motivó a dedicar toda su juventud e incluso gran parte de su vida útil a la informática? Cuáles son los aspectos más oscuros, ocultos, que solo despues de la muerte de Jobs podrían revelarse para no atentar contra su ya de por sí cuasi mesiánica imagen? JOBS ofrece respuestas a algunas de estas preguntas.

Image
En el orden de personajes, muchos entraron a la sala preguntándose si Ashton Kutcher, el “Elegido” para interpretar a Jobs, podría ponerse el traje y desaparecer detrás de un par de lentes, un sweater negro, jeans azules y zapatillas. Si a eso le sumamos la caracterización en cuanto a gestos, lenguaje corporal, tono de voz y postura, Ashton logró hacer con Jobs lo que Merryl Streep con la ex primer Ministro de Inglaterra. Esta misma caracterización es la que demuestra que, lejos de su conocido personaje de “niño bonito”, Ashton Kutcher tiene legítimos dotes actorales y una versatilidad de interpretación.
Una historia que ayudará a arrojar luz sobre la cocina creativa que es Apple y sobre la vida de su creador y máximo referente.

 

The Newsroom – Una mirada republicana del periodismo actual

Image

Si bien es sabido que la mayoría de los que miramos series lo hacemos casi por deporte, porque lo vemos como un cable a tierra al introducirse en mundos ficticios con personajes y tramas tan complejas que requieren hasta 10 temporadas para resolverse en finales dramáticos e intrigantes. En este contexto, donde pocos admitirán que se anotaron para estudiar medicina después de seguir House, o algunos dirán que CSI o Grey’s Anatomy los inspiraron para considerar el campo forense como una carrera posible, puedo decir que, como periodista, me sentí de la misma manera con The Newsroom.

Esta producción de HBO (la misma cadena que transmite GAMES OF THRONES), ya ha logrado sortear una temporada completa, un filtro que es difícil superar en el hostil mundo de las series televisivas. Con una segunda temporada a punto de comenzar en dos semanas, es relevante hacer una revisión de lo que transmite The Newsroom, y por qué ha suscitado el éxito cosechado hasta la fecha.

La serie muestra el funcionamiento de trabajo a nivel periodístico de cómo se organiza un noticiero. En este sentido, personalmente lo encuentro MUY pedagógico, porque si bien es una serie ficcional, es un buen disparador para el que tenga vocación de medios, como para tener una idea de que se vive tras las cámaras. El proceso es apasionante, desde que se da un hecho, hasta cuando cada uno de los integrantes del equipo intenta poner su noticia como una potencial historia para ser televisada, pasando por dilemas éticos como cuales son los criterios para decidir cuando se anuncia el fallecimiento de alguien.

Por otra parte, The Newsroom retoma el paradigma del periodismo como “el cuarto poder”, esto es, como el “juez” que cuestiona e indaga a los tres poderes republicanos, analizando su accionar, y mostrando distintos puntos de vista a fin de que la opinión publica tome una decisión en base a los hechos. Se trata, en definitiva, de una concepción idealista de los medios. Una filosofía que arriesga perder televidentes con tal de confrontar a los funcionarios políticos sobre problemáticas contemporáneas que les incumben directamente. Es un periodismo que no se maneja con ratings, si bien siente la presión que estos ejercen.

Finalmente, algunos miraran desde afuera a esta serie como un producto estadounidense que proclama al comunicador como una encarnación real de los superheroes de la talla de Clark Kent, también casualmente, periodista. Por lo tanto, verán en ella un vano intento de encumbrar al periodista como un héroe de la información. Sin embargo, yo puedo decir que me ubico entre ese grupo de personas que la mira por el solo hecho de que se trata de un relato que muestra personas, seres humanos, vulnerables, hiperactivos, con ideales que en el mundo real escasean. Rescato y apoyo la idea central de comenzar a proponer un periodismo “2.0” que vuelva a pensar en lo que en la gente necesita saber para tomar decisiones, y no en opiniones sin fuentes, sino en ideas nacidas como fruto de diálogos, debates abiertos y plurales. Si Newsroom mantiene esta linea, quiza encienda otros fuegos en comunicadores jóvenes y novatos, o incluso en los que ya creían que hacer comunicación con ética ya no es negocio.

Monsters U and telling the story from the very beginning

When I first heard that Pixar was releasing a prequel rather than a modern story, where Boo would be a lot older and new adventures would await the monstrous dynamic duo, I was rather dissapointed. After all, Pixar is well known for making classics like Toy Story, where continuity is the star. Yet, some how, they managed to come up with something entirely different, new and quite inspiring instead. 

As you may already know, Monsters U takes you way back, back to Mike Wazowski’s childhood, up until his first semester at this university, where monsters get a degree in scare. In the heart of this new release is the moment in Wazowski’s path where he meets Sulley. Add an always flawless score by Randy Newman, and you have a great story.

Plus a few awesome new names come up in this prequel: Hellen Mirren (The Queen, RED) plays the faculty’s headmaster, the main actor from the popular show Castle voices one of the popular monsters, and last but not least, Sean Hayes (from Will and Grace). 

If all these aren’t enough reasons to get back on track with the Monster U alumni, I should mention that, right before the film as it is customary in Pixar animated features, there is a beautiful short film, completely unlike others of its kind.

That said, I saw it, and had a few laughs. If you came this far in the reading, here are a few pictures of how the movie was made. For all you animation nerds out there.🙂

ImageImageImageImage